1,2,3,4…15 años de "The Reminder" de Feist I Por René Amador

En 2007 el iPod era un lujo para el adolescente promedio; para mí, por ejemplo era absolutamente incosteable. No obstante ese pequeño recuadro capaz de almacenar incontables canciones sí marcó para siempre nuestras vidas, pues su publicidad fue la causante de que una canadiense llegara a nuestros oídos y nuestros corazones: Leslie Feist.

Quizá nunca pude costearme un iPod, pero lo que sí pude comprar fue una paupérrima edición de precio especial de “The Reminder”, que contenía apenas un trozo de cartón envolviendo el álbum (un crimen sacrificar tan bonito artwork por unos pesos menos). En realidad compré el álbum casi a ciegas, únicamente porque “1234” es una canción pop perfecta y porque algún conductor de Telehit lo presentó como uno de los mejores álbumes del 2007 antes de emitir el afamado e hipnotizante video. 

Con el tiempo “The Reminder” se convertiría en uno de mis álbumes favoritos, aunque mi amor por él no fue instantáneo. En aquel entonces estaba fascinado con los beats agresivos de “Kala” (M.I.A.) o “The Sweet Escape” (Gwen Stefani) y aun cuando conecté inmediatamente con la efervescencia de “I Feel It All”  y “My Moon My Man”, la sutileza de “The Park” o “Intuition” ponía a prueba a mis oídos. Afortunadamente las escuchas me fueron descubriendo la belleza de dichas canciones tranquilas e íntimas y la mencionada copia de “The Reminder” hoy yace en mi colección totalmente inaudible por el desgaste de cientos, quizá miles de reproducciones.

No solo yo, sino una gran multitud descubrimos a Leslie Feist con “The Reminder”, que vendió cerca de un millón y medio de copias a nivel mundial y obtuvo cuatro nominaciones al Grammy en el 2008, además de decenas de reconocimientos por parte de la crítica. Feist no ha igualado la popularidad de este, su segundo álbum, pero ha sabido mantener la calidad en sus dos lanzamientos posteriores “Metals” (2011) y “Pleasure” (2017).

“The Reminder”, que celebra su aniversario número 15, no es una de esas obras híper reconocidas que cambiaron el rumbo de la música, pero aun en su modestia sus ecos pueden escucharse en todas las latitudes, desde Bon Iver covereando “The Park” o James Blake sampleando “Limit To Your Love” hasta Natalia Lafourcade o Billie Eilish, fans declaradas, referenciando indudablemente su sonido en “Ya No Te Puedo Querer” o “Your Power”.

Comentarios