#TemazoThursday #FilmEdition: ‘Where is my mind?’ de Pixies. I Por Marlene Rivas.

 Where is my mind?’

Pixies

De “Surfer Rosa”

1988

Portada de "Surfer Rosa"

Con el lanzamiento de su álbum debut, "Sufer Rosa", Pixies se ganó el aprecio de críticos y del público de la escena alternativa, ávido por escuchar guitarras crudas, riffs ingeniosos, lineas de bajo y coros memorables y letras que reflejaban el éxtasis de lo mundano. Tracks como "Gigantic", "River Euphrates" o "Vamos" son ejemplos claros de la imprenta musical que convirtió a la banda de Boston, en una de culto, de la mano del productor Steve Albini.


La influencia de Pixies se extiende desde bandas como Radiohead, Nirvana y Smashing Pumpkins hasta PJ Harvey. Sin embargo, el éxito y la continuidad de la banda se vió truncada al inicio de los noventa debido a la pausa que iniciaron en 1993. 

Hacia 1999 el director David Fincher trabajaría en la adaptación cinematográfica de la novela "Fight Club" del escritor Chuck Palahniuk. En el filme se retrata la destrucción de los ideales económicos, sociales y amorosos de un hombre alrededor de los 30 que proyecta sus deseos más salvajes a través de Tyler Durden, su alter ego. 

Para la parte musical, al igual que la visual, Fincher tenía la intención de entregar un proyecto que revolucionara la cinematografía y para ello contactó en primer lugar a Thom Yorke de Radiohead para que se encargara del score. Posteriormente, los Dust Brothers fueron los elegidos para armar la narrativa sonora del filme y para la escena final eligieron un tema de "Surfer Rosa": "Where is my mind?". 


Mucho se puede decir sobre la canción por si sola, el tímido pero enérgico rasgueo con el cual inicia, el icónico riff que devanea entre agudos y graves, los fondos vocales llenos de reverbs que le dan un toque nostálgico o la simplísima letra que habla sobre una persecución que sufrió Black Francis por parte de un pez cuando vacacionaba en el Caribe y cuya descripción naturalista raya en observación filosófica sobre la consciencia del ser. 


Tales elementos dotaron a la escena final de un clímax sobrado que se quedó en la memoria de todos quienes hayan presenciado a través de ella el romántico debacle del sistema económico, mientras que, fuera de la ficción, Pixies volvía a estar en el mapa, ahora para una nueva generación que estaba a punto de vivir una oleada magnífica en el rock alternativo de los 00 con bandas como The Strokes, Yeah Yeah Yeahs, Arcade Fire, Black Keys y una larga lista. 

Aún no sabemos dónde se encuentra nuestra mente pero, sin lugar a dudas, esta canción se encuentra almacenada en uno de los lugares más especiales dentro de ella. 

Comentarios