Reseña: 'Sin Miedo (del Amor y Otros Demonios ) ∞' de Kali Uchis | Por Marlene Rivas.

  

La espera por la segunda entrega de un LP de Kali Uchis terminó el pasado 18 de noviembre con la llegada de "Sin Miedo (del Amor y Otros Demonios) ∞", la cual llegó dos años después de su aclamado "Isolation", tiempo en donde permaneció bastante activa y nos regaló singles magistrales como el vaticinador "Solita", lanzado a finales del 2019, "To Feel Alive", EP que vió la luz en abril, en medio del confinamiento de la pandemia y posteriormente una serie de covers al más puro estilo Uchis que van desde Britney Spears hasta Radiohead.


Este nuevo álbum llega como lo anuncia su título, despojado de todo temor y vacilación, tanto para explorar otros territorios musicales más apegados a sus raíces latinas, como para permitirse utilizar el español como el idioma predominante a lo largo de la producción. Decisión que ya desde octubre del año pasado vislumbraba como riesgosa en términos comerciales para el mercado anglosajón, pero que atendía fuertemente a su deseo de entregar una composición más honesta e íntima. 

Y es que a pesar de que los clashes culturales surgidos a partir de los fenómenos migratorios no son nuevos, todavía resultan ajenos para todos aquellos que se encuentran en las lindes de estos y el tratar de entender los nuevos universos híbridos todavía causa cierto repelús en algunos sectores. 

Sin embargo, Kali nos ha demostrado a lo largo de su carrera que es capaz de plantarse y andar con facilidad entre ambos territorios, aquel de su herencia latina ligada a Colombia y el de su crianza en Estados Unidos. Musicalmente, esto se ha visto reflejado con un desfile de colaboraciones por el que han pasado personajes como Tyler The Creator, Damon Albarn, Kevin Parker (Tame Impala) y sus paísanos Reykon y Juanes.

Para este álbum, Uchis contó con un número reducido de colaboraciones; los puertorriqueños Jhay Cortez en "la luz", el dueto Jowell and Randy en "te pongo mal (préndelo) con reminiscencias al reggaetón de la vieja escuela, luego con el rapero canadiense PARTYNEXTDOOR en "fue mejor", un R&B dreamy que celebra lo ganado tras una ruptura y posteriormente en "aquí yo mando" con la rapera estadounidense Rico Nasty, en una especie de trap de empoderamiento femenino en cuyas referencias aparece incluso Romeo Santos por su famoso tema de bachata "Obsesión" al lado de su grupo Aventura.


Aunque el corte musical en cada uno de estos tracks se inclina más hacia los ritmos hispanos más populares de los últimos años; reggaeton y trap, la paleta sonora se extiende insospechada pero afortunadamente hacia géneros como el bolero 'en qué te pedí' reversionando con intensidad cinematográfica el tema original de la cubana La Lupe o el trip hop en 'vaya con dios'.

Por el lado lírico, Kali nos regala un destilado de emociones típicas de su universo que van desde lo lúgubre del desencanto, pasan por los fuegos artificiales del coqueteo y el empoderamiento y llegan hasta los horizontes del deseo en un track que destaca como uno de los salvadores de un año marcado por el distanciamiento social: 'telepatía'.

Quién lo diría
Que se podría
Hacer el amor por telepatía
La luna está llena, mi cama vacía
Lo que yo te haría
Si te tuviera de frente la mente te la volaría
De noche y de día, de noche y de día
Con 'Sin Miedo (del Amor y Otros Demonios ) ∞', Uchis logra afianzarse tanto en su composición lírica como en su ejecución vocal al explorar y explorarse en otros géneros, sin temor a dejarse fluir en la pulsión de su creatividad e inspiración, ya sea la que viene de sus raíces o de su entorno inmediato, dejando así una declaración de honestidad y libertad tanto para sus oyentes como para los siguientes pasos en su carrera que se vislumbran prometedores.

Comentarios