Reseña: "DISCO" de Kylie Minogue. | Por Marlene Rivas.

Si una cosa se puede acordar decir sobre el 2020 es que ha sido un año retador, en mayor o menor medida, para todxs y una de las tablas que nos ha sacado a flote en este mar de incertidumbre y caos ha sido el entretenimiento, y dentro de él, la música. Magníficos álbumes que nos han obligado a convertir nuestros cuartos o salas en pistas de baile, como el "Future Nostalgia" de Dua Lipa, "Chromatica" de Lady Gaga, "What's Your Pleasure?" de Jessie Ware o más recientemente "Róisín Machine" de Róisín Murphy.

Cada uno de ellos, ha ofrecido una visión partícular sobre el pop, la música electrónica y, por supuesto, la música disco. Desde reinvenciones, hasta ejercicios más experimentales, es innegable la influencia de este último género en las producciones más destacadas de este año y Kylie Minogue no se ha quedado fuera con su propuesta. 

Tras el lanzamiento de "Golden" en el 2018, su incursión en el country, la cantante australiana nos entrega este año su quinceavo álbum de estudio titulado "DISCO", una obvia rendición al género por cada las aristas por donde se le mire.

Kylie Minogue (2020).

El proceso de creación de "DISCO" comenzó en 2019 al lado de productores como Biff Stannard (Little Mix, Sophie Ellis-Bextor, Ellie Goulding) y Teemu Brunila. Sin embargo, a inicios de este año, la producción tuvo que ser replanteada y reubicada como consecuencia de la pandemia, dando como resultado, la incursión por primera vez de Minogue detrás de las consolas. 

Fue así como en julio, Kylie nos regaló el primer corte del álbum, "Say Something". Un potente track con un base totalmente electrónica, guitarras eléctricas y un coro grandilocuente y dreamy que canta sobre la separación y el aislamiento al que estamos atados este año y que al mismo tiempo da atisbos de esperanza para reencontrarnos otra vez, en un momento más afortunado. 

 

Tal nostalgia de celebración y unión permea a través de cada unos de los tracks. Desde "Magic", el primero, que viaja por la fantasía de un encuentro lleno de emoción y los celebra con el clásico double-clap, pasando por "Supernova", "Dance Floor Darling", "Unstoppable", "I Love It" y la súper brillante "Whe Does The DJ Go?". Dotando a cada uno de ellos con los elementos clásicos del género, elegantísimas secciones de cuerdas y viento, guitarras de stacatto que imprimen el lado groovey y funky y sólidas bases de bajo. 

 

Como un subdiálogo que hace un homenaje a los pioneros del género, a lo largo de "DISCO" hay claras referencias a quienes fungieron como sus punteros durante la década de los 70 como 80, tanto en la producción como en la ejecución. Trabajos como el de Donna Summer, Giorgio Moroder, Nile Rodgers, Gloria Gaynor, Earth, Wind and Fire y Chic.

El disco cierra con "Celebrate You", un muy sentido track upbeat en cuyas lineas retrata de manera muy clara el sentimiento que seguramente la mayoría hemos experimentado durante el confinamiento, aquel de sentirse decaídx e incluso solitarix y que en un giro inesperado, la canción se torna en un himno de certero optimismo, en donde el aislamiento ha jugado un papel muy importante para resaltar la belleza que surge a través de la conexión. 

'Cause everything I like about myself is better with you

Scream it to the world like what the hеll, I celebrate you

Es así como "DISCO" se suma a la lista de álbumes que nos dejan con el cuerpo listo para compartir la pista de baile y el corazón con el anhelo de estremecerse nuevamente allá afuera compartiendo con otrxs la música.

Comentarios