Y fue por ti que escribí más de cien canciones: A 25 años de "Pies descalzos" de Shakira | Por Marlene Rivas.

 

"Pies descalzos" de Shakira (1995)

En 1995, una inquieta chica de 18 años volcaba su su efervescente creatividad en papel para hacer certeras anotaciones sobre los temas que rondaban su mente por aquel entonces: el amor, los corazones rotos, las expectativas sobre ser mujer e incluso el aborto. Tales rumiaciones pudieron haber quedado resguardadas en las hojas de un diario adolescente, sin embargo, para fortuna de muchxs, tales palabras vieron la luz a través del álbum parteaguas de la carrera musical de esa jovencita: “Pies descalzos” de Shakira. 

 

Mirando hacia atrás, resulta sorprendente la claridad con la que Shakira llegaba a la concreción de este proyecto. Tras dos álbumes con poquísimo éxito comercial —”Magia” en 1991 y “Peligro” en 1993—, la joven artista llegó a 1995 con la convicción de realizar un disco en el que pudiera expresar todas inquietudes, tanto creativas como personales, que estaba experimentando en el momento. Para ello, trabajó al lado del productor Luis Fernando Ochoa con quien co-escribió y co-produjo cada uno de los tracks bajo el visto bueno del sello discográfico Sony. 

De esta manera, Shakira nos regaló hermosos pasajes de su diario de vida adolescente convertidos en canciones y cuyo mérito ha sido haberse instalado en el cancionero romántico en español y haber configurado el corazón juvenil del amante lantinx.

En “Estoy aquí”, un par de acordes bastaron para idear una melodía que juega a ser melancólica y festiva para darle voz al anhelado retorno de un amor que se dejó ir así como así. 

Mil años no me alcanzaran
Para borrarte y olvidar

Luego llega de manera sigilosa la apabullante “Antología”, con acordes calmados Shakira nos entrega uno de los pasajes más íntimos del álbum, una carta sonora a ese amor, a esos amores que tras su partida dejan una colección de experiencias y recuerdos que han transmutado para pegarse a cada fibra de nuestro sistema nervioso y de esa manera, cambiar nuestra identidad para siempre. 



“¿Dónde estás corazón?”, esa canción que combina pop, rock, ritmos latinos y una súper optimista búsqueda de aquellos amantes intermitentes, búsqueda que continúa en “Un poco de amor” al ritmo del reggae y con coqueteos con el inglés (un guiño hacia el futuro de la brillante carrera de la colombiana). 

  
Y yo tejiendo redecillas
Para ver si puedo atraparte

Después, a manera de juglar en “Se quiere… se mata” se relata la desafortunada historia de Braulio y Dana, una joven pareja víctima de las circunstancias, los tabúes y el secretismo relacionado con los embarazos adolescentes.

 

En “Pies descalzos, sueños blancos”, Shakira comparte su visión más general sobre los engranajes del mundo, siendo parte de esta reflexión la religión,


Tú mordiste la manzana y renunciaste al paraíso
Y condenaste a una serpiente siendo tú el que así lo quiso

el capitalismo,

Saludar al vecino, acostarse a una hora
Trabajar cada día para vivir en la vida

 y el machismo

Las mujeres se casan siempre antes de treinta
Si no vestirán santos y aunque así no lo quieran

A 25 años del lanzamiento de “Pies Descalzos” resulta innegable su legado, tanto para la música latinoamericana como para su imaginario romántico. La mera imagen de una mujer, joven tocando la guitarra y cantando con una fuerza y ternura perfectamente equilibradas, bastó para que las canciones contenidas en este álbum se volvieran clásicos e inspiraran y formaran parte de una generación de  mujeres que han volcado -sin vacilación- sus experiencias en la música.


Comentarios