Playlist: Canciones de la Década (2010-2019).




“Rabiosa” - Shakira ft. El Cata (2010).

Años antes de la irrupción mundial del reggaetón la reina latina inundó el globo con efervescentes ritmos del caribe. La colombiana confirmó su estatus como la estrella más grande salida del cono sur americano, llevando “Rabiosa” hasta el Top 10 de países como Israel, Austria o Portugal y legitimando su característica versatilidad que le ha permitido destacarse comercial y críticamente tanto en el rock como en el reggaetón y ahora en el merengue. 

“Cielo” - Sotomayor (2015).

Los hermanos Raúl y Paulina Sotomayor lograron conformar uno de los proyectos más emocionantes de la escena mexicana actual al combinar ritmos andinos, con cumbia y electrónica acompañadas de letras cargadas de misticismo.

 
“Movimiento” - Jorge Drexler (2017).

Una visión antropológica de la migración es como Drexler describe este track. Buscando encontrar un equilibrio entre pertenecer a un lugar y ser de todos lados, Drexler explica que el movimiento y los traslados han sido parte inherente de la historia de la humanidad. 


“Loud Places” - Jaime xx feat. Romy (2015).

El trabajo en solitario de Jaime xx, tanto en la producción como en la ejecución de su primer disco, permitió disectar claramente sus habilidades como creador de atmósferas a través de consolas y sampleos selectos. El track más notable de su álbum en solitario “In Colour” es, sin duda, “Loud Places”, un himno in crescendo sobre el éxtasis y la nostalgia surgidas a partir de la complicidad. 



“Thank You Next” - Ariana Grande  (2018).

Uno de los lanzamientos pop que se convirtieron en sucesos culturales. Con su primer no.1 en el Billboard Ariana arrasó comercial y críticamente, pero más allá dejó un impacto en el público que no sólo inspiró una cantidad inmensa de memes, sino que su título se convirtió por sí mismo en una expresión coloquial.


“Somos Dos” - Bomba Estéreo (2015).

El renacimiento después de vivir de cerca el suicidio de un ser querido fue lo que plasmó Li Saumet al lado de Simón Mejía en todo el extraordinario álbum “Amanecer”. Particularmente en “Somos Dos”, la cantautora colombiana canta sobre la tregua de amar y ser amada sin importar ni el tiempo ni el espacio. 


“Someone Like You” - Adele (2011). 

La balada de desamor que marcó la década se ganó el corazón de las masas al narrar un desencantado reencuentro entre dos ex-amantes. Adele se adentra en el papel de aquel que no pudo volver a encontrar el amor y ve con una mirada agridulce al otro, quien se encuentra feliz ya con alguien más. Un escueto piano y la rasposa voz de Adele despuntan en este “Como Te Va Mi Amor” de su generación. 


“Lo Que Quieras” -  Dënver (2010).

La agrupación chilena -ahora extinta- conformada por Milton Mahan y Mariana Montenegro, lograron entregar una gran aportación al pop alternativo latinoamericano, el magnífico “Música, Gramática, Gimnasia”, del cual se desprende este track nihilista que canaliza con gran tino los anhelos y contradicciones adolescentes.



“Bodak Yellow” - Cardi B (2017).

La rapera estadounidense de ascendencia latina Belcalis Almánzar logró toda una proeza al lograr con sencillo debut ser la primera rapera en alcanzar el no.1 del Billboard Hot 100 en 20 años y ser la segunda en la historia tras Ms Lauryn Hill. Sorprendente es que haya logrado esto con un tema que habla sobre sus días ganándose la vida como stripper, sin embargo   esta canción abrió el camino para que otras raperas como Megan Thee Stallion o Doja Cat llegaran a la cima de las listas de popularidad.


“Fruta y té” - Gepe (2012).

Tan solo dos años después de ultra aclamado álbum "Audiovisión", Gepe comenzó un detour musical para explorar sonidos y letras más cercanas al pop sin dejar de lado su genio creativo. Fue así como con “Fruta y té” nos entregó una de las canciones más románticas y divertidas del cancionero latino de los últimos años.  


“Forever” - Haim (2013).

Fundiendo mundos tan lejanos como Fleetwood Mac, y Destiny’s Child, las hermanas Alana, Danielle y Este haim hacen gala de su gran carisma y su maestría para componer ganchos melódicos en este que fue su sencillo debut y  cuya chispa ya presagiaba algo importante. Finalmente la banda terminaría por ser uno de los proyectos definitorios del pop alternativo de nuestra época.


"El poeta Halley” - Love of Lesbian (2016).

La última canción de la última producción discográfica de la banda catalana solamente podía ser creada y dedicada al ente más importante sobre el que se erige toda la obra intelecto-sentimental de la banda: la inspiración. 


“We Are Never Ever Getting Back Together” - Taylor Swift (2012).

Cerca del inicio de la década hubo un momento que verdaderamente transformó a Taylor Swift de estrella country a superestrella pop internacional; ese fue “We Are Never Ever Getting Back Together”. Siendo su primer no.1 en el Billboard Hot 100, con éste divertido tema de superación amorosa Swift demostró estar lista para hacer el crossover al pop que llegaría algunos años después con resultados extraordinarios. 


“Feels Like We Only Go Backwards” - Tame Impala (2011).

Luego de que la agrupación australiana conquistara a la crítica mundial con su primer álbum “InnerSpeaker” en 2010, el impulso hiper creativo de Kevin Parker desembocó en “Lonerism”, el siguiente álbum tan solo un año después y del cual se desprendió “FLWOGB”, un canto desesperado y al mismo tiempo ahogado en un mar de incertidumbre y estática.


 “Cómo Puedes Vivir Contigo Mismo” - Alex Anwandter (2011).

Anwandter, un activista pop por excelencia hace una autoproclamación certera a ritmo de House de ser fiel a sí mismo y jamás rendirse ante aquellos que viven juzgando. Frases como: “Aunque digan que es malo, yo me siento en el cielo”, “No tengo puesto puesto un disfraz ni tengo miedo de los juicios” o “Siendo solo lo que soy es que entiendo lo que es real”, Anwandter celebra su persona y a la comunidad LGBT+ al mismo tiempo que hace un homenaje visual a “Paris Is Burning” y a su fan Daniel Zamudio, asesinado en un ataque de odio homófobo.

 
“Lean On” -  Major Lazer feat. MØ y DJ Snake (2015).

El proyecto de música electrónica conformado por Diplo, Walshy Fire y Ape Drums, unió fuerzas con la cantante danesa  MØ y el productor francés DJ Snake para entregar uno de los hits que sacudió con más fuerza las pistas de baile a la mitad de la década y cuya onda expansiva influenciaría al pop, reggaeton y la electrónica de los años posteriores.


“Malamente” - Rosalía (2018).

Rosalía, una estudiada del flamenco, se unió a El Guincho para revitalizar el género y unirlo a manifestaciones más modernas como el R&B y el Hip Hop. El capítulo 1 de esta nueva era del flamenco llegó con “Malamente”, que sorprendió por su frescura y por mostrar a una Rosalía lista para dominar el mundo, algo que conseguiría después con “El Mal Querer” y su posterior inmersión en el mundo del reggaetón. 


“Born This Way” - Lady Gaga (2011).

Gaga en conjunto con los productores Jeppe Laursen y Fernando Garibay creó el himno más importante de la década sobre diversidad: “Born This Way”. El lanzamiento de esta canción fue complementado en la parte visual con un video de siete minutos, el cual abre con un manifesto de “Mother Monster”, la cual provee bajo su ala un lugar seguro para la expresión de las otredades y cuyo despliegue marcó e inspiró a toda una generación para vivirse y disfrutarse libremente sin importar su orientación sexual, identidad de género, religión u origen étnico.



“Sprawl II (Mountains Beyond Mountains)” - Arcade Fire (2010).

Al inicio de los 2010 Arcade Fire se consolidó como la banda más grande del mundo gracias a “The Suburbs”, una oda a la nostalgia por la infancia que bebía de nuevo de la influencia de Bruce Springsteen, aunque también presentaba los nuevos caminos que tomaría el grupo en sus siguientes entregas. El más premonitorio de los temas, y ciertamente el mejor era “Sprawl II”, donde los sintetizadores y las cajas de ritmos nos hicieron bailar y cantarle al desencanto de la edad adulta.


“Despacito” - Luis Fonsi feat. Daddy Yankee (2017).

Así como ha sucedido con la popularización de cada uno de los géneros musicales, el reggaeton ha generado una gran cantidad de seguidores y detractores por igual. Sin embargo, es innegable el impacto cultural que ha tenido a lo largo y ancho del globo terráqueo, funcionando como una gran pequeña puerta de entrada a la riquísima cultura latinoamericana. Ejemplo de ello ha sido la incursión de grandes artistas anglosajones hispanoamericano a través de canciones en español o bilingües como Black Eyed Peas, Sia, Madonna o Beyoncé.


“Juventud Guerrera” - Tony Gallardo II (2015).

El prolífico artista mexicano fue uno de los exponentes alternativos más destacados de la década en el país, fluctuando entre sus dos proyectos María y José y Toni Gallardo II. A este último pertenece ‘Juventud  Guerrera’ una excelsa oda satírica a las batallas perdidas, que puso banda sonora al despertar de una generación inconforme que lucha imparable por la justicia en causas como la esclarecencia del caso Ayotzinapa o por el cese de la alarmante cifra de feminicidios.


“Runaway” - Kanye West (2010).

“My Beautiful Dark Twisted Fantasy” es uno de los trabajos más brillantes en la carrera del Kanye West antes de convertirse en el monstruo mediático que hoy conocemos. “Runaway” brilla por la delicadeza musical regida por una nota de piano repetida a lo largo de la canción, un sintetizador con toques lo-fi y el característico vocoder para cantar sobre no sentirse digno para una relación.


“Video Games” - Lana del Rey (2011).

Una canción bastó para que el fenómeno Lana del Rey explotara, “Video Games”. Relaciones frustradas, melancolía y arreglos de cuerdas grandiosos acompañan a la expresiva voz de Lana en este tema que desató todo, convirtiéndola en una figura omnipresente en la blogósfera y poco después de las listas de éxitos.


"Two Weeks" - FKA Twigs (2014).

La cantante inglesa  Tahliah Debrett Barnett, mejor conocida como FKA Twigs, sorprendió al mundo y a la crítica con "LP1", su primer álbum en el cual se mueve grácilmente entre R&B, electrónica, trip-hop e industrial. En "Two Weeks", la atmósfera música distorsionada y convulsionada a ratos funciona a la perfección para contar el lado oscuro del deseo. 


“Midnight City” - M83 (2011).

Si existe una palabra que describa esta canción esa sería “épica”. Capas y capas de sintetizadores convergen junto a un beat ochenterísimo en una canción apoteósica que invita a dar un paseo nocturno en auto y que se convirtió en un éxito mundial inesperado para la banda francesa. 


“True Love Waits” - Radiohead (2016).

En esta balada electrónica Yorke le canta a la ingenua esperanza de tener un amor correspondido y verdadero. Su voz, finalmente plasmada en versión de estudio para la canción en el último álbum de Radiohead "A Moon Shaped Pool", se escucha como la reverberación final de una plegaria que el amor pase.


“212” - Azealia Banks ft Lazy Jay (2011).

“212” es probablemente el mejor sencillo debut de la última decena de años. Ningún otro artista golpeó a la industria con tal contundencia, aunque la fuerza de Azealia se haya desvanecido por polémicas y conflictos. Rapeando agresivamente sobre “Float My Boat” de Dj Martens, Banks se anunciaba como la nueva maravilla del rap (que en verdad sí lo fue) y acaparó las miradas de todo el mundo. Finalmente Azealia no se convirtió en una superestrella pero la calidad de su trabajo (más allá de sus problemas personales) continuó siendo altísima.


"Get Lucky" - Daft Punk ft. Pharrell (2013).

Luego de una pausa de siete años, el dúo francés regresó con el álbum "Random Access Memories", en el cual hicieron gala de su maestría en la producción y la creación de hits de la mano de la electrónica y esta vez lo hicieron al lado de leyendas de la talla de Giorgio Moroder, uno de los pioneros en el género y de Pharrell Williams, con quien a través de "Get Lucky" saturaron –con mucha suerte– las pistas de baile del caluroso verano del 2013.



“House Of Balloons” - The Weekend (2011).

¿“Happy House” de Siouxsie & the Banshees convertida en una tema R&B? Pues sí, Abel Tesfaye hizo lo impensable. Todo un renovador del género que se ha mantenido como uno de los motores del resurgimiento del género desde su irrupción en 2011.


“Futile Devices” - Sufjan Stevens (2010).

El sello de Sufjan Stevens quedó consagrado desde los inicios de su carrera, especialmente con la entrega de “Illinois” en el 2005. Cinco años después e incursionando en sonidos que rayan más en lo electrónico, a través de “The Age of Adz”, Sufjan nos toma de la mano para emprender un viaje hacia la sensibilidad y la introspección que comienza con “Futile Devices”, una delicada pero explosiva declaración sobre la frivolidad de las palabras en comparación con la contundencia del actuar.



“Hold On We're Going Home” - Drake ft Majid Jordan (2013).

El rapero canadiense fue definitivamente el rey de la década. No sólo cuenta con una innumerable cantidad  de récords en el Billboard (es el artista con más entradas en toda la historia), sino que también fue el intérprete más escuchado en Spotify. De entre su larga lista de éxitos destaca esta canción de pegajosa melodía y prominente secuenciador que que está más cerca del pop que del rap. 




“Teenage Dream” - Katy Perry (2010).

De entre todas las canciones que hablan de la adolescencia existe una que ha logrado mantenerse una década como la manifestación más pura de la exaltación adolescente: ‘Teenage Dream’ de Katy Perry. En ella Katy nos presenta la más legítima recreación de ese primer amor de los “diecitantos”, casi 4 minutos de absoluta euforia romántica llena del desenfado, la despreocupación y la rebeldía pero también la ternura y la vulnerabilidad de aquellos años en los que nada es imposible y todo parece tan sencillo como embriagarse en la playa o  bailar hasta morir. 


“Shut Up Kiss Me” - Angel Olsen (2016).

Angel Olsen fue una artista con una evolución constante en los pasados 8 años. Debutó en 2012 con un álbum que rozaba el folk, después subió los decibeles hacia el rock, posteriormente combinó los anteriores con el sonido de los girl groups de los 60’s y finalmente se decantó por los sintetizadores. “Shut Up Kiss Me”, en su vena más sesentera se convirtió en su tema emblema gracias a su inmediatez pero también a su agresividad, combinando perfectamente la vulnerabilidad y la rudeza de Olsen.


“Your Best American Girl” - Mitski (2016). 

Con la crudeza de unas guitarras ultra distorsionadas, una línea de bajo tomada directamente del grunge de los Piixies pero también con una melodía pegajosa y la dulce voz de Mitski se forma este manifiesto de identidad cultural/racial en el que la cantante de ascendencia japonesa narra sus inseguridades por no cumplir  el estereotipo de belleza hegemónico.


 “Everything Is Embarrasing” - Sky Ferreira (2013).

De entre las grandes canciones producidas por Dev Hynes (Blood Orange) este sencillo de Ferreira se ha mantenido como la mejor. Por un lado estableció el sonido de Hynes y por el otro presentó al gran público a Sky, quien con apenas un álbum en su discografía sentó un precedente para el pop alternativo. 


“Do I Wanna Know” - Arctic Monkeys (2013).

Un contundente bombo, un aplauso que marca los tiempos débiles y un seductor riff de guitarra anuncian la que quizá es la última gran canción que ha dado el rock. “Do I Wanna Know” es el lamento del orgullo herido de un rompecorazones al que le han dado una cucharada de su propio chocolate y convirtió a Arctic Monkeys en una banda de estadios. 


“Otra Era” - Javiera Mena (2014).

La paladina chilena del pop independiente lanzó casi a mediados de la década el álbum que cerraría la tríada maestra en su discografía: “Otra era”. El tema que comparte el nombre con el álbum, funciona como una carta de presentación para todo el proyecto, en el cual Javiera dio rienda suelta a su faceta más electrónica y bailable, sin dejar de lado sus raíces en las baladas más íntimas y a través de la cual se consolidó no solo como compositora, sino como ejecutante en vivo. 


“Work” - Rihanna ft Drake (2016).

En esta canción junto a su compañero infalible, Drake, la cantante de barbados creó el mejor de sus éxitos al volverse a sus orígenes caribeños, empleando el dialecto patois jamaiquino y el riddim “Sail Away” elemental del dancehall. Esta búsqueda de autenticidad sirvió para separar a Rihanna de su imagen de simple máquina de éxitos y encumbrarla como una intérprete con un discurso artístico relevante. 


“Oblivion” - Grimes (2012).

A simple vista “Oblivion” podría parecer un número optimista, con su marcado ritmo bailable y esa línea de sintetizador infecciosa, pero en realidad su casi ininteligible letra habla sobre el trauma y el estrés resultado de ser víctima de una agresión. “Oblivion” es una canción sobre la dualidad de la vida, representada perfectamente en su famoso video donde vemos a Grimes divirtiéndose, pero al mismo tiempo completamente indefensa en espacios usualmente  dominados por hombres.


“Hasta la raíz” - Natalia Lafourcade (2015).

Natalia consolidó su carrera como solista y como una de las cantautoras más grandes de la música en español con “Hasta la raíz”, la cual sale del álbum con el mismo nombre. Un par de acordes y una historia de profunda lealtad al amor más puro dejaron ver al genio de la veracruzana en su máxima expresión.



“Green Light” - Lorde (2017).

La niña prodigio de esta década demostró con su segundo álbum que el éxito y la aclamación crítica no fueron simple casualidad. “Melodrama” hacía su entrada triunfal con “Green Light” un catártico tema donde las inseguridades y el corazón roto sanan al mismo tiempo que unos tímidos acordes de piano se van sucediendo hasta llevarnos a la pista de baile en un éxtasis liberador. 


 "Blackstar" - David Bowie (2015).

Sobre David Bowie se puede escribir hasta el fin de todos los mundos. Los significados y el impacto de su obra aún siguen dando mucho de qué hablar y su último álbum no es la excepción. Lanzado el 8 de enero del 2016, tan solo dos  días de su lamentable fallecimiento a causa de un terrible cáncer que lo atacó en años previos. Bowie dejó "Blackstar", una canción de despedida y un recordatorio de su inmenso legado. 
At the center of it all, at the center of it all
Your eyes

“Pink Matter” - Frank Ocean ft. Andre 3000 (2012).

Indudablemente la década pasada fue fuertemente influenciada por Frank Ocean en cuestiones musicales, develando una de las caras más sensibles del hip-hop, Ocean nos entregó “Channel Orange”, en el cual explora temas como la naïve vida de excesos, el enamoramiento más idílico y en sus extremos más aventurados: la bisexualidad.En compañía de Andre 3000, Ocean disecta los tejidos de la psique para preguntarse sobre qué conforma la propia identidad y la orientación sexual.


“Alright” - Kendrick Lammar (2015).

Kendrick Lammar no solo es el mejor rapero de su generación, también ha sido reconocido como un un autor digno del premio Pulitzer. “Alright” es una cruda denuncia de la violencia sistemática y el racismo que sufren los afroamericanos en Estados Unidos, compuesta tras los casos de brutalidad policiaca que generaron el movimiento de activismo conocido como Black Lives Matter. Hoy esta canción se encuentra más vigente que nunca y además de sus ya de por sí enormes méritos musicales es un importante testamento de las interminables luchas sociales de nuestros tiempos. 


“Formation”/”Hold Up” - Beyoncé (2016).

En las inmediaciones del origen del movimiento Black Lives Matter Beyoncé lanzó el que se convertiría en el himno empoderador una de las poblaciones más vulnerables en norteamérica: las mujeres afrodescendientes. Ok señoritas, ¡ahora entren en formación!. 

“Hold up” abre con una referencia a la mítica “Maps” de los Yeah Yeah Yeahs. Sí. “Hold up” abre con una referencia a la mítica “Maps” de los Yeah Yeah Yeahs. Siendo este apenas el segundo track de “Lemonade”, Beyoncé definió desde muy temprano en el álbum y de manera muy certera que trataría de exorcizar todos los demonios de una relación a través de la reinvención y de la fusión, tarea para la cual trabajó al lado de Diplo (Major Lazer), Ezra Koening (Vampire Weekend), Emile Haynie, Father John Misty, MNEK y MeLo-X.


"Dancing On My Own"  Robyn (2010).

Robyn es una experta cuando se trata de crear melodías brillantes e hiper-bailables y combinarlas a la vez con los pasajes líricos más tristes, ejemplificando magistralmente como la música puede ayudarnos a atravesarlos, incluso salvarnos, si no dejamos de movernos.

Si Café Tacvba nos enseñó que la vida es un gran baile y el mundo un salón, Robyn añade a esa clase magistral, que a veces uno no está predestinado para bailar con alguien más, al menos no, durante un par de canciones.



Comentarios