#TemazoThursday: ‘Live To Tell’ de Madonna I Por René Amador.

 ‘Live To Tell’

Madonna

de ‘True Blue’ 

1986


“Tengo una historia que contar” es el verso con con el que inicia ‘Live To Tell’, el primer sencillo de ‘True Blue’, tercer álbum de Madonna. Sin embargo, a través de sus inusuales 6 minutos de duración, jamás llegamos a escuchar dicha historia puesto que la autora ha decidido guardar fervientemente el secreto. A día de hoy, más de tres décadas de su lanzamiento, Madonna sigue manteniendo oculta la verdad sobre esta canción, una de las más crípticas e introspectivas de su repertorio y también una de las mejores. 

A lo largo de los años diversas especulaciones se han conglomerado alrededor de esta balada, es por ello que hoy en #TemazoThursday ahondamos en el significado de ‘Live To Tell’, uno de los primeros ápices de consagración de una de las mentes más brillantes del pop, Madonna.


‘Live To Tell’, como muchos de los grandes sucesos del pop, nació de casualidades. El compositor, Patrick Leonard, quien había fungido como director musical en el Virgin Tour de Madonna, se encontraba interesado en realizar la banda sonora del film ‘Fire With Fire’ de Duncan Gibbins. Para asegurar el trabajo, pidió a Madonna que escribiera la letra del tema principal, sin embargo, justo antes de que la cantante llegara a la sesión con Leonard, este fue rechazado por el director. 

No obstante, Madonna quedó impresionada por la composición y decidió continuar con el proyecto teniendo otro film en mente; este era ‘At Close Range’, el cual conocía muy bien debido a que estaba protagonizado por su entonces pareja Sean Penn. Ese mismo día terminaron la canción, grabaron el demo y convencieron a James Foley (el director) de usar ‘Live To Tell’ como tema principal del filme. Y no solo eso, sino que Patrick fue elegido para crear el score completo. Por petición de él mismo, Madonna sería la intérprete de ‘Live To Tell’, a pesar de estar pensada para una voz masculina. La ejecución vocal de aquel primer demo fue tan impresionarte y emocionante que es la misma que escuchamos en la versión final. 

(Madonna y Patrick Leonard durante la grabación de 'True Blue').

Muchos mitos rodean el reservado contenido lírico del tema, sin embargo, lo más pertinente es revisar su relación con la narrativa de ‘At Close Range’. En este caso es casi innegable que el guion del filme fue una fuente de inspiración. 

‘At Close Range’ cuenta la historia real de Bruce Johnston Sr., un criminal de Pensylvania líder de una pandilla de ladrones. Tras una serie de infortunios, su propio hijo, Bruce Johnston Jr. testificó en su contra, ocasionando que Bruce padre asesinara a todos los involucrados en su declaración, incluyendo a su medio hermano James Johnston y a su pareja Robin Miller. Bruce Jr. por su parte  también fue víctima de un grave ataque, pero sobrevivió para enjuiciar a su padre y pudo verlo convicto por los asesinatos de sus seres queridos.

Si analizamos la letra desde esta perspectiva, es claro que ‘Live To Tell’ puede estar relatando la verdad de Bruce Johnston Jr., quien sabía que conocer los crímenes de su padre era una sentencia de muerte y aunque él sí vivió para contarlo, James Johnson y  Robin Miller, entre otros de sus allegados, no. 

(Christopher Walken y Sean Penn en 'At Close Range').

Por otro lado, el hecho de que aquella primera grabación justo después de que Madonna terminara de escribir la letra haya sido tan conmovedora y llena de emoción, deja entrever que la autora podría haber expresado mucho más que la trama de la película. Incluso ella misma, cuando ha sido cuestionada sobre la inspiración de la canción, no ha referido la película como influencia sino, aunque ha sido muy vaga, únicamente ha comentado que se habla sobre traumas de su infancia y su problemática relación con su padre y su madrastra tras la muerte de su madre. En este sentido ‘Live To Tell’ se ha convertido en un estandarte para los sobrevivientes de abuso infantil, quienes ven en el tema un reflejo se las secuelas que han tenido que cargar toda su vida.

"If I ran away, I'd never have the strength
To go very far
How would they hear the beating of my heart
Will it grow cold
The secret that I hide, will I grow old"

Otro de los significados que los seguidores han atribuido ha sido el de la epidemia e VIH. Ellos ven en esta canción el testimonio de una persona que vivía con dicha condición clínica en aquella época, cuando los individuos, debido al estigma y la discriminación, guardaban en secreto su estatus hasta que el deterioro de su salud los delatara. Esta idea no parece descabellada dado que Madonna escribiría posteriormente ‘In This Life’, una balada que habla explícitamente sobre el fallecimiento de sus amigos a causa de SIDA.

"The truth is never far behind
You kept it hidden well
If I live to tell
The secret I knew then
Will I ever have the chance again"

Dentro de las especulaciones creadas en torno a ‘Live To Tell’ una de las que más ha resonado es también una de las más oscuras. Muchos de los fanáticos de la cantante creen que para esta pieza, Madonna tomó inspiración en la agresión sexual que vivió en su juventud, cuando recién se mudó a Nueva York en busca del éxito, y atribuyen el hermetismo sobre la temática a que es un episodio bastante oscuro en la vida de la cantante. En realidad Madonna no revelaría esta verdad sino hasta 1995 a un medio británico, y ha vuelto a tocar el tema en muy pocas ocasiones, siendo algunas de ellas una entrevista con Howard Stern en 2015  y el discurso de aceptación al premio Billboard a mujer del año en 2016.


"A man can tell a thousand lies
I've learned my lesson well
Hope I live to tell
The secret I have learned, 'til then
It will burn inside of me"

Más allá del significado literal de esta pieza, para la carrera de Madonna sí representó un parteaguas. Con sus dos primero álbumes la intérprete se había consolidado como una gran estrella por medio de la música dance, el hedonismo y el materialismo y, aunque ya había logrado llevar una balada a la cima del Billboard (‘Crazy For You’), esta tenía un aura romántica e inocente, muy distante a la oscuridad de ‘Live To Tell’.

En realidad, los ejecutivos de Warner estaban rotundamente en contra de lanzar ‘Live To Tell’ como primer sencillo de ‘True Blue’ y la calificaban como un suicidio comercial. Lo cierto es que la disquera no estaba tan errada al tener escepticismo; la canción es bastante más compleja en armonía y estructura que otros sencillos de Madonna y de la mayoría de artistas pop de aquella década (con 6 minutos de duración y una prolongada pausa intermedia), principalmente debido a que es una recopilación de los temas y motivos que Leonard compuso para acompañar la película, los cuales se encuentran lejos de una melodía pop típica. 

Contra todo pronóstico, ‘Live To Tell’ gozó de un éxito masivo, se convirtió en su tercer número uno en USA y dio la patada de la suerte para lograr el álbum de estudio más vendido de Madonna (las ventas de ‘True Blue’ se alzaron a 25 millones y se encuentra dentro de los más vendidos de la historia).

En un ámbito mucho más importante que el comercial, el artístico, ‘Live To Tell’ le dio a Madonna la oportunidad de manifestar su talento más allá de la superficialidad de estrella de las masas y producto de marketing. Además de ello fue la semilla que germinó una de las mejores duplas jamás vistas en la historia de la música popular, la de Madonna y Leonard, que cosecharía no solo grandes éxitos como ‘La Isla Bonita’, ‘Who’s That Girl’, ‘Cherish’ , ‘Hanky Panky’ o ‘I’ll Remember’ (todas Top 10 en USA y UK) sino también algunos de sus sencillos más alabados como ‘Like A Prayer’, ‘Oh Father’, ‘Frozen’ y ‘Nothing Really Matters’.


Cuando pensamos en la Madonna de los 80 inmediatamente viene a nuestra mente el vestido de novia, la excesiva bisutería y su cuerpo contoneándose en el piso de forma sugerente ante el estupor de una audiencia incrédula. Sin embargo, entre esa muestra de hedonismo y provocación y la consagración como artista y como autora que llegaría con ‘Like A Prayer’ existió un punto medio, ese fue  ‘Live To Tell’, un momento que demostró que la persona más famosa del planeta no solo ofrecía piruetas en el escenario, melodías pegajosas y agitación mediática, sino que era capaz de llevar la música pop a una nueva madurez y sofisticación. 

Comentarios