#TemazoThursday: ‘I'm Coming Out’ de Diana Ross I Por René Amador.

‘I’m Coming Out’
Diana Ross
de ‘Diana’
1980


‘I´m Coming Out’, que el pasado 22 de agosto cumplió 40 años de ser lanzada como el segundo sencillo de ‘Diana’, no es solo una de las canciones más emblemáticas de la Diva de Divas ni tampoco reside su importancia en el significado que ha traído para la comunidad LGBT+; en realidad esta inofensiva canción jugó un papel importante para que se diera (o no se diera) la transición entre el sonido disco y el nuevo Dance Pop y derivados que plagarían la década de los 80. 

El final de los años 70 traía consigo el epítome del sonido disco: En 1979 convergieron ‘We Are Family’ de Sister Sledge y ‘Risqué’ de Chic (ambas producciones a cargo de Nile Rodgers y Bernard Edwards), que llevaron a la música disco a sus expresiones más sofisticadas. También estuvieron ‘Bad Girls’ de Donna Summer y ‘Prince’ de Prince, que propusieron nuevas vías para la evolución de este género musical. 

Por otro lado ese mismo año también llegaba una estrepitosa caída: un movimiento racista disfrazado de disgusto cultural con gran popularidad llamado 'Disco Sucks' boicoteaba al género y por ende a sus artistas. La música disco necesitaba encontrar pronto una vía de escape, un antifaz que le ayudara a pasar desapercibida ante sus detractores para seguir reinando a modo de incógnito en las listas de popularidad y sobre todo en los oídos del público. Esa máscara sería un rostro inconfundible, el de Diana Ross.

Para 1980 Ross ya era la leyenda que conocemos hoy en día. Decenas de éxitos junto a The Supremes y otros cuantos más en sus ya 10 años de carrera en solitario la respaldaban. Sin embargo, aun con esa gran trayectoria Diana sabía que ya era tiempo de una reinvención. Sus encuentros con la música disco habían funcionado bastante bien (‘Love Hangover’, ‘The Boss’) así que para esta nueva época se convertiría en Disco Diva de tiempo completo y para ello necesitaba conectarse con los mejores compositores y creadores, que en este caso fueron Nile Rodgers y Bernard Edwards, conocidos como The Chic Organization.

Rodgers y Edwards se reunieron con Ross, le hicieron extensas entrevistas sobre su vida para crear canciones honestas y personales y eventualmente compusieron 8 tracks que formaron un gran álbum. No solo era un gran álbum de R&B ni era un gran álbum disco, era un gran álbum pop. 

De entre ese puñado de excelentes canciones había una que destacaba; ‘I´m Coming Out’. Una canción nacida efectivamente con el público LGBT+ en mente tras un encuentro de Rodgers con varios hombres en drag vestidos como Diana Ross. La cantante por su parte no estaba enterada de lo que el término ‘Coming Out’ (salir del closet) significaba en el slang homosexual y tomó la canción como un tema para su renacimiento y reinvención. Una vez conocido este nuevo ángulo sí se mostró escéptica.

Como la gran mayoría de los puntos de inflexión, este no llegó sin batallas. Motown, hogar discográfico de Diana se negó a publicar el trabajo principalmente por dos razones: ¿por qué iban a lanzar un álbum disco cuando la música disco se encontraba en total declive comercial? y ¿por qué se iban a arriesgar a lanzar ‘I´m Coming Out’?, una canción de evidentes connotaciones homosexuales. Para ellos ‘Diana’ iba a arruinar la carrera de su intérprete.

(Diana Ross, 1980)

Tras largas disputas el álbum vio la luz remezclado, despojado lo más posible de sus elementos disco y sin ningún sencillo para promocionarlo. Aun así, el éxito fue tan inmenso que los singles fueron necesarios. ‘Upside Down’ y ‘I´m Coming Out’ se convirtieron en hits globales; ‘Diana’ se mantiene con el álbum más vendido en la carrera de Ross, con 10 millones de copias despachadas. ‘I’m Coming Out’ se transformó en el himno de Diana Ross por excelencia, con el que enérgicamente aparece en el escenario para dar inicio a todos y cada uno de sus conciertos y merecidamente sigue siendo un estandarte para la liberación LGBT+. 


Después de ‘Diana’, Ross se mantuvo en la cima de listas por un par de años más y de manera más importante, Nile Rodgers se consolidó como compositor y productor, permitiéndole ser parte en el futuro de lanzamientos musicales elementales de la década que iniciaba como ‘Let's Dance’ de David Bowie, ‘Like A Virgin’ de Madonna, ‘The Reflex' y ‘The Wild Boys’ de Duran Duran, ‘Roam’ de The B52’s e incluso de la actualidad como ‘Random Access Memories’ de Daft Punk.

Portada de 'Diana' (1980).

Sobre su importancia en el desarrollo de la música pop, bueno, esta inocente cancioncita no solo derrocó al racismo del movimiento 'Disco Sucks' y le ganó la batalla la homofobia, sino que para bien o mal pudo ser la manzana de la discordia que arruinara la trayectoria de Ross y Nile Rodgers y derribara a ‘Diana’ un álbum que fungió como puente entre la música disco y el dance pop de los ochentas. Evidentemente hubo muchos otros eventos que ayudaron a esta transición pero es innegable que ‘Diana’ y ‘I'm Coming Out’ fueron cruciales en el proceso.


Comentarios