Temazo Thursday: "Spotlight" de Jessie Ware I Por René Amador

"Spotlight"
Jessie Ware
de "What's Your Pleasure?"
2020



Jessie Ware nos ha dejado claro que puede ser la reina de la pista cuando le plazca en distintas ocasiones, como en la maravillosa “Imagine It Was Us”, la enérgica “Confess To Me” junto a Disclosure o la reciente pero no menos contundente “Mirage (Don’t Stop)”. Sin embargo Ware ha decidido medir sus bpm's enfocándose en medios tiempos R&B en la mayoría de su discografía… hasta ahora.



No es coincidencia que la portada de su próximo álbum “What’s Your Pleasure?” sea un clarísimo homenaje a Diana Ross, pues como nos adelantan sus últimos dos sencillos, (la mencionada “Mirage (Don’t Stop)” y la presente “Spotlight”), en esta ocasión Ware se ha puesto por completo su vestido de lentejuelas para proclamarse a si misma una diva Disco. 




Apoyada por James Ford en la consola, (quien ya había transformado a Little Boots o Beth Ditto en reinas de la discoteca con “Shake” y “I Wrote The Book” respectivamente), Jessie replica de manera impecable las destrezas y maniobras de los y las grandes divas de la música disco.



Spotlight” comienza con una introducción lenta que da protagonismo a su preciosa melodía al más puro estilo de “Enough Is Enough” de Streisand y Summer o “Love Hangover" de la misma Diana Ross. A partir de ese momento la canción crece aunando grandilocuencia orquestal y un delicioso rasgueo de guitarra que podría pertenecer al mismísimo Nile Rodgers, para convertirse en un seductor tema donde Jessie Ware ruega por que el amor del destinatario se convierta en algo real y deje de ser solo un deseo.

“If a dream is just a dream, and a dream is just a kiss
Then tell me what it means, tell me what this is
And if a touch is just a touch, then a touch just ain't enough
Tell me what it means, tell me you're in love
Tell me when I'll get more than a dream of you”



What’s Your Pleasure?” llegará a nuestros oídos el próximo 5 de junio y las expectativas de que estemos ante su “Diana” (1980) o su “Bad Girls” no podrían ser más altas.


Comentarios