Temazo Thursday: "Just A Girl" de No Doubt | Por Marlene Rivas.

"Just A Girl"
No Doubt
de Tragic Kingdom
1995

Portada del sencillo (1997)

Hablar de los ídolos de uno no es sencillo. La objetividad está nublada y se pueden hacer comentarios exagerados, para bien y para mal. 

Sin embargo, cuando pienso en el impacto que No Doubt ha tenido en mí a lo largo de los años, creo que ninguno de ellos cae en la exageración. 

No Doubt fue la primer banda con la que tuve un intenso apego durante mis años de adolescencia por ser una de las bandas que hablaba de temas que necesitaba escuchar en ese momento de mi vida; tolerancia, respeto para cada forma de vida, esfuerzo y optimismo para luchar por los proyectos y la importancia y posibilidad de ser vulnerable y fuerte al mismo tiempo. Todo ese mensaje transmitido de una manera tan enérgica y divertida por cada uno de los miembros de la banda; Tom, Tony, Adrian y especialmente Gwen. 

No Doubt (1995).

Hacia 1995, la banda ya había lanzado dos álbumes, No Doubt en 1992 y The Beacon Street Collection en 1995, teniendo con esto casi nulo éxito comercial. Además, la agrupación tuvo que decidir seguir con el proyecto luego de pasar por diferentes golpes; la salida de Eric Stefani, el primer compositor de la banda y la ruptura entre Gwen y Tony después de 5 años de relación.

Después de la sacudida y de –a pesar de todo– haber decidido comenzar la producción de un nuevo disco, Gwen comenzó a explorarse como liricista y su primera creación fue ‘Just a Girl’.

Una canción nacida mientras conducía por la madrugada hacia su casa y saberse indefensa si algo le sucedía. En su primer acercamiento a la composición, Gwen deja ver su tan ya característico filtro de ultra-honestidad, juego y sentimiento que se deja ver en las siguientes líneas: 


'Cause I'm just a girl, little ol' me
Well don't let me out of your sight
Oh, I'm just a girl, all pretty and petite
So don't let me have any rights

La canción fue lanzada como sencillo y fue el primer éxito comercial de la banda. Durante los conciertos, la canción tomó mucha fuerza por darle voz a un sentimiento colectivo del que nadie hablaba en ese momento, justo en el boom del grunge.

Una de las cosas más admirables de una front-woman como Gwen Stefani, es su intuición e impulsividad a lo hora de escribir y de actuar sobre el escenario. Tales elementos, combinados con una convicción y ética de vida le dan a sus proyectos un valor y un coraje que se transmiten perfectamente a través de la música y que van más allá de la música. Prueba de ello ha sido la influencia tan marcada en la siguiente generación de front-women como Hayley Williams (Paramore) o Maja Ivarsson (The Sounds) y fortalecer la postura de viejas colegas como Shirley Manson (Garbage), Debbie Harry (Blondie) y Pink, por mencionar algunas. 



Comentarios