Reseña de "Miss Anthropocene" de Grimes I Por René Amador

Grimes - "Miss Anthropocene" (2020).


Miss Antropocene de Grimes llega para enfrentarse con altísimas expectativas dada la popularidad y la aceptación de sus dos álbumes anteriores. Pero no sólo eso, sino que también es el primer álbum que encuentra a Grimes bajo su nuevo estatus de celebridad, apoyado por sus polémicas declaraciones a la prensa y su relación con el magnate Elon Musk.

Este nuevo trabajo es el primero de Claire Boucher en venir envuelto (aunque vagamente) en un concepto; el de una diosa antropomórfica del cambio climático, como ella misma lo describió. Sin embargo, el concepto podría ser más bien el de una diosa del apocalipsis, con cada una de las canciones describiendo una problemática que atañe al mundo y a la sociedad actual. 

En “Delete Forever” una balada a base de guitarra acústica con una melodía que recuerda a los mejores tiempos de Billy Corgan, Grimes retrata el abuso de sustancias nocivas inspirándose en sus amistades fallecidas a causa de sobredosis de heroína. 

"My Name Is Dark" Artwork.
Este mismo tópico es tratado esta ves de una manera menos nostálgica en “My Name Is Dark”, un ejercicio de Nu Metal que recuerda a “Kill V. Maim” de el anterior Art Angels

“Violence”, un tema electropop a base de secuenciadores describe a simple vista una relación co-dependiente, pero en el fondo habla sobre la relación abusiva entre la humanidad y el planeta Tierra. 

La minimalista “New Gods” por su parte detalla la creciente importancia que le otorgamos a la popularidad y la belleza, idolatrando a figuras de las redes sociales cuyos cuerpos perfectos son resultado de las tecnologías cosméticas. 

“You’ll Miss Me when I'm Not Around” es una postal del suicidio pintada con una delicada linea de bajo. Miss Anthropocene, a pesar de todo lo anterior, termina con un final luminoso, la preciosa canción de amor “Idoru”. 



Sin llegar a ser un mal disco, Miss Anthropocene sí deja un ápice de decepción al quedarse corto tanto en en el ámbito conceptual como en el musical. Temas como “So Heavy I Fell Through The Earth” o “Idoru” se relacionan poco o nada con el concepto apocalíptico, haciéndolo sentir un poco forzado.

 En cuanto a la música, también es palpable cierto retroceso. Si bien es entendible que se aleje de la inmediatez de Art Angels después de declarar su descontento con dicho álbum, es lamentable que se haya perdido también el carisma de sus mejores canciones. Por otro lado, tampoco se ha entregado a la experimentación y la espontaneidad de sus primeros trabajos. 



Al final, Miss Anthropocene gana más por sus artimañas conceptuales que por su calidad musical, y a pesar de que Grimes sigue siendo una de las mejores representantes del pop alternativo de nuestros tiempos, se echa de menos más ambición en la creación de un proyecto tan interesante, (por lo menos en la teoría) como lo es este álbum. 

Comentarios