Reseña "After Hours" de The Weeknd I Por René Amador

'After Hours' - The Weeknd (2020).



Abel Tesfaye apareció en la escena urbana con su trilogía debut “House Of Ballons”, “Thursday” y “Echoes Of Silence” en el ya lejano 2011, e irrumpió como una bocanada de aire fresco entre el (en aquel momento) estancado mundo del R&B. Desde entonces se ha convertido en la figura más importante del género junto a Frank Ocean. 

Sin embargo, a diferencia de Ocean, Tesfaye ha apostado siempre por la accesibilidad comercial antes que la coherencia artística, por lo tanto, ha sido capaz de entregarnos excelsos sencillos como sus números uno “I Can’t Feel My Face” o “Starboy”, pero sus largos no han alcanzado la grandeza de aquel primer tríptico que deslumbró a la crítica y el público. 

En este álbum caben de nuevo los híbridos entre R&B y otros géneros urbanos como el Trap y el Hip Hop que han caracterizado su discografía. La inicial “Alone Again”,  comienza como un misterioso medio tiempo ambiental y crece a lo largo de su minutaje para finalmente enfundarse en un ritmo trap. Este genero estará presente también en la sentimental “Snowchild” y en el excelente primer sencillo “Heartless”. Por otra lado, más cercanas al R&B oscuro de sus inicios se encuentran “Too Late”, “Escape From L.A.” y “Faith”. Todas las anteriores han contado con la producción de Illangelo. 



Sin embargo es cuando se aleja de los géneros urbanos o los complementa con otras corrientes que llegan los momentos más sobresalientes. Sus colaboraciones con el músico experimental Daniel Lopatin (mejor conocido como Oneotrix Point Never), “Scared To Live”, “Repeat After Me (Interlude)” y “Until IBleed Out”, aunque lejanas a su trabajo, brindan diversidad y expanden los horizontes de The Weeknd. Lo anterior sucede de igual manera con la aparición de Kevin Parker, líder de Tame Impala en “Repeat After Me (Interlude)”. 


Los temas más sobresalientes, irónicamente, son aquellos en los que trabaja con dos grandes mentes maestras del pop, Max Martin y Oscar Holter. “Hardest To Love” de melancólica melodía representa una de las más gratas sorpresas. al incorporar el UK Garaje como base de su producción. La omnipresente “Blinding Lights” y la magnífica “In Your Eyes” son canciones New Wave de perfecta manufactura, especialmente la segunda con su irresistible beat y su seductor solo de saxofón. Finalmente “Save Your Tears” se aproxima acertadamente al Dream Pop , al punto de acercarse al estilo de Johnny Jewel y su aclamada banda sonora para el filme “Drive” (algo que también sucede con la titular “After Hours” que sorprendentemente no cuenta con la producción de Martin sino la de Illangelo).  



“After Hours”, indudablemente, está a la altura de los primeros trabajos de The Weeknd, quien por fin parece de nuevo centrado en facturar una obra consistente de principio a fin; puesto que más allá de las excelsas producciones por parte de sus colaboradores son las contundentes composiciones por parte de Tesfaye las que brindan una álbum sobresaliente.   

Comentarios