Temazo Thursday: "Enjoy The Silence" de Depeche Mode | Por René Amador.

"Enjoy The Silence"
Depeche Mode
de 'Violator'
1990 


Portada del single (1990).

El 5 de febrero de 1990 la carrera de Depeche Mode cambiaría su rumbo para siempre: El lanzamiento de “Enjoy The Silence” no solo confirmaría su estatus como súper estrellas (tras el rotundo éxito de “Personal Jesus”), sino que encumbraría al grupo como la banda de culto que son hoy en día, al convertirse en un himno de belleza, importancia e influencia innegable hasta la actualidad.



Los acordes de sintetizador, la base electrónica y el icónico riff de guitarra de “Enjoy The Silence” se convirtieron en el reconocible sonido de Depeche Mode a partir de ese momento, sin embargo la versión primigenia de la canción distaba mucho de esta fórmula. Escrito y compuesto en su totalidad pop Martin Gore, el tema era inicialmente una balada de tintes casi eclesiásticos, que de no haber sido por la iniciativa de Alan Wilder (cuarto miembro de la agrupación en ese momento), quien insistió en transformarla en una composición más contundente, no habría sido la música para las masas que llegó a ser. 


Muchos significados se le han adjudicado a “Enjoy The Silence”, sin embargo, a pesar de los pronósticos, es una canción dedicada a la música misma, compuesta por Gore tras leer un artículo sobre la importancia del silencio en la constitución de la musical (¿cómo conoceríamos y disfrutaríamos el sonido si no existiera el silencio?). A pesar de ello su atmósfera melancólica y oscura ha alentado a los fanáticos a especular sobre posibles significados románticos, aludiendo a la idea de que el amor no es un sentimiento que se demuestre con palabras, sino con acciones. Gracias al emblemático video dirigido por Anton Corbijn, el sencillo también ha sido tomado como una metáfora sobre la imposibilidad de encontrar paz en un mundo lleno de ruido y violencia. 

Depeche Mode (1990).

Enjoy The Silence” es a día de hoy el éxito más grande de Depeche Mode, quizá solo por detrás de “Personal Jesus”. Ha representado su entrada más alta al Billboard Hot 100 de Estados Unidos, llegando al número 8. También alcanzó al número 6 en su natal Inglaterra y entró al Top 10 la mayoría de los mercados más importantes del mundo. 

La influencia de Depeche Mode en la historia reciente de la música  es evidente e irrefutable, y la recreación de la fórmula sonora de “Enjoy The Silence” es uno de los principales objetivos, con ejemplos tan claros con “Wonderful Life” de Gwen Stefani (colaboración directa con Martin Gore) o  “And Then We Kiss” donde el productor Junkie XL expresamente buscó darle a Britney su propio “Enjoy…”.


Enjoy The Silence”, treinta años después sigue impresionando por su composición, producción e interpretación, características que poseen los himnos atemporales de su talla y es casi irónico que un tema que habla sobre la ausencia de sonido haya influido tanto en la música que se escucha en el mundo desde su lanzamiento. 



Comentarios